Liderazgo Transformacional

En la década del setenta, él fue uno de los fundadores de los estudios del liderazgo, estimulado en gran medida por los hallazgos en sus investigaciones sobre los presidentes estadounidenses. Especializado en Franklin Delano Roosevelt y obviamente influido por su figura, Burns quería construir una teoría unificada del liderazgo que permitiera afrontar los desafíos de una época convulsa y cambiante.

Sus estudios sobre el tema fueron absolutamente pioneros, y marcaron el camino para otros teóricos, como Bernard M. Bass o Kenneth Leithwood.

La principal característica del liderazgo transformacional es que tiene la capacidad de generar, recibir y aprovechar el cambio. No importa si se trata de una transformación general del mercado o una transición digital en recursos humanos : los líderes transformacionales tienen éxito precisamente en estas situaciones inciertas.

Esto se debe a que, a diferencia de otros tipos de liderazgo, el transformacional lleva a los individuos a perseguir objetivos por fuera de su propio interés particular. Estos líderes guían a sus empleados hacia metas colectivas, superadoras de lo estrictamente individual , y eso permite a los equipos encabezar procesos exitosos de cambio e innovación.

Para lograrlo, tienen que ser a la vez un modelo y un guía, un ejemplo a seguir y una influencia benéfica en el desarrollo de sus subordinados. Por supuesto, esto no es fácil de lograr. No cualquier persona puede ser un líder transformacional; para ejecutarlo de manera convincente, es necesario cumplir con ciertas características.

Algunas son:. Los líderes transformacionales generan confianza y respeto en sus subordinados. Esto va más allá del rol concreto que ocupan en la jerarquía de la empresa ; se logra, en realidad, demostrando autoconfianza, lealtad y compromiso.

Sus colaboradores sienten el deseo genuino de seguirlos. Un buen líder transformacional usa la empatía para considerar individualmente a cada miembro de su equipo. De esta forma, sus subordinados saben que son tenidos en cuenta, y encuentran en él una persona con quien compartir sus preocupaciones, sus deseos y sus metas.

Los colaboradores dan lo mejor de sí cuando se sienten optimistas y entusiasmados. Los líderes transformacionales propician ese estado creando un sentido de identidad con la empresa, implicando a sus empleados en las soluciones y favoreciendo el desarrollo de sus capacidades.

El conflicto es una parte inevitable del cambio; para transformar y producir algo nuevo, es fundamental hacer lugar a la diferencia y ser comprensivo con el error. El humor, la aceptación y la racionalidad favorecen este tipo de atmósfera. Tener la capacidad de tomar decisiones de manera convincente es fundamental para cualquier líder.

Para eso, es necesario contar con buenas capacidades de comunicación y una buena evaluación de las capacidades y los riesgos involucrados en cada situación. Personio te permite ejecutar ciclos de desempeño automatizados, intercambiar feedback y hacer un seguimiento de los objetivos establecidos desde un solo lugar para que puedas centrarte en los mejores talentos.

Descubre cómo pulsando en el siguiente botón. Los líderes transformacionales cuentan con muchas maneras de guiar a sus colaboradores. Estas estrategias dependen, en gran medida, de una correcta evaluación de la persona que tienen delante: parte del talento de un buen líder está en reconocer qué estímulos potencian a cada uno de sus empleados, de acuerdo a sus personalidades.

Este trabajo individualizado depende de una buena dosis de empatía y de una notable capacidad de motivación. En general, se considera que hay tres tipos de liderazgo transformacional, determinados por el tipo de estímulo que utilizan, sea positivo, negativo o intrínseco.

Esto no significa que las estrategias sean irreconciliables, sino más bien que son herramientas para distintas situaciones; de alguna manera, el trabajo del líder transformacional está en reconocer cuándo usar un martillo y cuándo usar un destornillador.

La estimulación positiva forma parte del llamado pensamiento positivo, es decir, de la capacidad de centrarse en los aspectos positivos de las cosas. En este sentido, podemos decir que es un tipo de motivación bastante común y conocida.

Se basa en el principio de que incluso los fracasos dan lugar a experiencias valiosas. Parte fundamental de la tarea de un buen líder transformacional es reconocer esas experiencias y hacerlas notar.

Hay muchas formas de recurrir a la estimulación positiva. Sin embargo, en algunos casos la frustración es tan grande que los colaboradores no están dispuestos a reconocer sus propios logros.

De esta forma, los colaboradores encuentran los aspectos positivos por sí mismos, cosa que los deja más dispuestos a reconocerlos.

Siempre somos más permeables a nuestras propias ideas que a las de los demás; el líder positivo aprovecha eso para guiar a sus colaboradores hacia ideas beneficiosas. Por si fuera poco, esto allana el camino para que después sea el propio colaborador quien se haga las preguntas, dando lugar a un estado mental virtuoso de automotivación.

La estimulación positiva alivia la frustración concentrándose en aquello que salió bien. La estimulación negativa, por el contrario, se concentra en aquello que podría haber salido peor. La idea es ayudar al colaborador a enmarcar su fracaso dentro de un contexto más amplio. Esa nueva perspectiva ayuda a desdramatizarlo y a no concentrarse en él más de lo necesario.

Es importante notar que no todo el mundo reacciona igual a cada tipo de estímulo. La estimulación positiva es normalmente la más común, pero hay ciertas personalidades —normalmente muy autoexigentes o con un elevado sentido de la responsabilidad— que responden mejor a la estimulación negativa.

Los líderes positivos usan su inteligencia emocional para detectar qué funciona mejor con cada uno de sus colaboradores, y lo aprovechan. El tercer tipo, la estimulación intrínseca, es probablemente el más exigente de todos, pero también el más eficaz.

En este caso, a diferencia de los anteriores, la motivación no surge de la situación —qué tan bien o qué tan mal salió— sino de las personas. Cada individuo tiene formas de automotivarse. Algunos son llevados por la curiosidad, otros por el reconocimiento, otros por el miedo al fracaso.

En general, las personas más exitosas desarrollan circuitos de autoestímulo, que les permiten embarcarse en tareas ambiciosas y difíciles.

El secreto está en hacer coincidir, de alguna manera, los deberes con los intereses o las pasiones. La estimulación intrínseca consiste en aprovechar estos aspectos particulares de cada persona para construir una motivación personalizada, auténtica y eficaz.

Para eso es necesario conocer al colaborador en profundidad. Si un empleado tiene una predisposición natural a la curiosidad, lo ideal es ponerlo en una posición donde pueda dedicarse a la investigación; si alguno tiene un interés particular en el deporte, se lo puede motivar usando comparaciones deportivas o aprovechando su gusto por los desafíos y la competencia.

Las opciones son infinitas. Lo importante es que un líder transformacional siempre está dispuesto a usar estos aspectos intrínsecos para motivar a sus colaboradores. Cada empleado es único, tiene sus propias motivaciones.

Descarga nuestra lista con ideas y estrategias para mantener la motivación y el compromiso. Cuando James MacGregor Burns desarrolló la categoría de liderazgo transformacional, lo hizo por oposición a otra, el liderazgo transaccional.

La idea es que, si un tipo de liderazgo se caracteriza por producir, disfrutar y aprovechar el cambio, el otro se concentra en la estabilidad y la predictibilidad. El liderazgo transaccional, por definición, no involucra a sus empleados en la toma de decisiones, ni tiene interés en alinear sus intereses particulares con las metas de la empresa.

En este caso, los objetivos son algo que se impone sobre los colaboradores; y ese es, en realidad, otro aspecto de una comunicación mayormente unidireccional. Los empleados que cumplen con estos objetivos impuestos son recompensados, y los que no los cumplen son castigados.

La relación entre el jefe y los colaboradores es impersonal y meramente utilitaria. Este tipo de rigidez favorece la estabilidad y la estandarización, por supuesto, pero tiene serios problemas en contextos que requieren adaptabilidad, creatividad e innovación.

Hay contextos en los que adoptar un estilo transaccional puede ser útil —después de una expansión, por ejemplo, cuando lo importante es hacer pie y establecer un ciclo de trabajo predecible—, pero el contexto tan cambiante del siglo XXI hace que sean cada vez más raros.

El liderazgo transformacional busca ser receptivo al cambio y generar una atmósfera de trabajo estimulante y positiva. Sin embargo, estas decisiones no vienen sin costos.

El cambio siempre está reñido con el equilibrio; la innovación, con la acumulación de experiencia. Es por esto que ahora vamos a analizar las diferencias entre liderazgo transaccional y liderazgo transformacional pero no mirando a los líderes, sino al funcionamiento de las empresas.

Como ya hemos definido y ejemplificado el liderazgo transformacional, vamos a centrarnos en el transaccional. El liderazgo transaccional se caracteriza por el mantenimiento de la estabilidad de la compañía , sin cambiar mucho los métodos de negocio.

Ahora que ya conocemos ambos tipos de liderazgo podemos decir que el liderazgo transaccional busca mantener la forma de trabajar de la empresa mientras que el transformacional busca realizar cambios para mejorar su funcionamiento.

También hemos podido ver que ambos liderazgos se diferencian en la comunicación entre líderes y trabajadores. Las relaciones entre líderes y empleados en el liderazgo transformacional son abiertas y amistosas, mientras que no es así en el liderazgo transaccional.

Podríamos decir que los liderazgos transaccional y transformacional son prácticamente contrarios. Además, vista la descripción anterior, quizá podemos caer en la tentación de pensar que el liderazgo transaccional es malo y el liderazgo transformacional es bueno.

Cierto es que el liderazgo transaccional parece más tradicional y autoritario, pero eso no significa que sea malo para las empresas. Y es verdad que el liderazgo transformacional es buenísimo, pero, ¿conviene en todo momento y a todas las empresas?

La realidad de las compañías es que el tipo de liderazgo que ostentan viene determinado por sus líderes. Son ellos los que decidirán qué liderazgo es el mejor. Y sí, puede que el liderazgo transformacional no siempre sea lo más conveniente.

Por ejemplo, si una empresa necesita resultados efectivos a corto plazo, es mejor el liderazgo transaccional. Ahora bien, si lo que busca la organización es fomentar las relaciones entre los empleados y que se sientan en la empresa como en familia de tal forma que eso les permita conseguir resultados a largo plazo, entonces es preferible el liderazgo transformacional.

Por eso es que cada líder debe observar su empresa para ver qué se necesita en cada momento. Puede ser que se esté llevando a cabo un liderazgo transaccional pero más adelante la situación de la empresa cambie, por lo que un liderazgo transformacional podría ser perfecto.

El liderazgo transformacional tiene sus ventajas y sus desventajas, como todo en la vida. Vamos a verlo. Ahora que ya lo sabes todo sobre el liderazgo transformacional, ¡solo te queda empezar a aplicarlo!

Sobre esto no hay nada escrito. Si crees en el poder del liderazgo transformacional puedes formarte y aplicar ese estilo en tu equipo o empresa si lo crees conveniente. Ten una evaluación continua y actualizada de las competencias con las que quieres que tus equipos cuenten.

Greta Gamarra. Noviembre 30, ·. Categorias Talent Management. Tabla de contenidos ¿Qué es el liderazgo transformacional? Características del liderazgo transformacional Liderazgo adaptativo y liderazgo carismático Diferencias entre liderazgo transformacional y transaccional Ventajas y desventajas del liderazgo transformacional.

Soy Greta Gamarra y trabajo como Content Marketing para el mercado español en Factorial. Vine a Barcelona a estudiar un Máster en Marketing Digital el cual me permitió ampliar más mis conocimientos dentro de este entorno.

Desde el empecé a crear contenido y campañas para diferentes plataformas. Publicaciones relacionadas Categorias Talent Management.

Si frecuenta esos patéticos bares de Chestnut Street. A qué otros locales de homosexuales acude. A qué grupos [ Victor Manuel Romero. Empezar un nuevo puesto laboral puede generar entusiasmo, pero también conlleva niveles significativos de estrés y fatiga. Olga Juárez.

Acepto el tratamiento de mis datos para recibir información relacionada con el servicio. Información básica sobre privacidad Responsable: Everyday Software, S.

Datos de contacto DPO: info factorial. co Finalidad: gestionar su suscripción a la newsletter. Base jurídica en la que se basa el tratamiento: consentimiento del interesado al suscribirse.

Destinatarios: no se cederán datos a terceros, salvo obligación legal o salvo a empresas proveedoras nacionales y encargados de tratamiento.

El liderazgo transformacional es un estilo de liderazgo que inspira y motiva a los equipos para realizar cambios positivos y significativos Transactional leadership is a type of leadership style that focuses on the exchange of skills, knowledge, resources, or effort between leaders and their subordinates. This leadership style prioritizes individual interests and extrinsic motivation El liderazgo transformacional es la mejor manera de aprovechar el potencial de los trabajadores, canalizándolo en la dirección más productiva posible. Estos

Liderazgo Transformacional - Liderazgo transformacional es la capacidad de influir positivamente en el progreso y desarrollo de las personas con las que se trabaja. Otra El liderazgo transformacional es un estilo de liderazgo que inspira y motiva a los equipos para realizar cambios positivos y significativos Transactional leadership is a type of leadership style that focuses on the exchange of skills, knowledge, resources, or effort between leaders and their subordinates. This leadership style prioritizes individual interests and extrinsic motivation El liderazgo transformacional es la mejor manera de aprovechar el potencial de los trabajadores, canalizándolo en la dirección más productiva posible. Estos

El líder democrático es el que de verdad trabaja con su equipo, y esta actitud se acerca mucho más a lo que entendemos como líder. Además de esta clasificación, hay muchas otras, y entre ellas está el liderazgo transformacional, que es el que para muchos expertos cumple totalmente con lo que tiene que ser un auténtico líder.

Quizá no todo el mundo tiene capacidad para ser un líder transformacional, pero sí se puede aprender de ellos en lo más importante, que es su capacidad para motivar el cambio y la mejora.

Dentro de la literatura empresarial hay unas cuantas definiciones de estilos de liderazgo. En este apartado vamos a centrarnos en el liderazgo adaptativo y en el liderazgo carismático porque son los que más pueden o suelen confundirse con el liderazgo transformacional.

En el liderazgo adaptativo, el líder se adapta a las personas de la empresa. No al contexto ni al entorno, sino a las personas. Por supuesto que supone un paso adelante con respecto a los tradicionales jefes, que son los que intentan que los demás se adapten a su forma de dirigir.

Tienen capacidad de seducción, comunican muy bien y por eso son capaces de generar entusiasmo en los demás. Esto es muy bueno porque estos líderes son capaces de conseguir que los trabajadores den el máximo. El inconveniente de este líder es que, al ser una persona que cae muy bien, sus errores se minimizan y sus aciertos se mitifican, con lo que no siempre se es objetivo con ellos.

Pongamos primero el ejemplo de la señora A, una líder adaptativa. Se caracteriza por adaptarse a la persona con la que está en un momento dado, a sus necesidades individuales. La señora A llega a la oficina y se pone a hablar con su secretaria. Como a la secretaria le gusta hablar del tiempo, la señora A se adapta a dicha conversación.

A los 10 minutos tiene una reunión con otro colega que no quiere tener más conversación que la profesional, y también se adapta a su forma de ser.

De hecho siempre querrá que le digan la verdad, aunque no siempre sea agradable. También, la señora A sabe que las funciones de sus trabajadores tienen que estar suficientemente definidas pero sin ser muy rígidas para que no les limiten la capacidad creativa.

Vamos ahora con los ejemplos de liderazgo carismático. En este tipo de liderazgo suelen incluirse personas tanto de perfil empresarial como de perfil no empresarial. De perfil no empresarial tenemos líderes carismáticos como Winston Churchill, Gandhi, Nelson Mandela o Michael Jordan.

Un líder carismático de perfil empresarial es Steve Jobs, que de hecho es el ejemplo que siempre se pone. Los líderes carismáticos tienen un poder de comunicación brutal, de tal forma que inspiran a los trabajadores y generan entusiasmo, así están motivados y trabajan dando su máximo esfuerzo.

Generalmente, la presencia de estos líderes contribuye a que el ambiente laboral sea agradable y al buen rendimiento de los trabajadores. Por último, vayamos con los ejemplos de liderazgo transformacional.

Aquí los ejemplos que se suelen poner son Steve Jobs también lo hemos visto como líder carismático y Elon Musk. La diferencia de los líderes transformacionales con los carismáticos es que los primeros dan mucha importancia a la generación de cambios.

Un líder carismático quizá no haga esto, por mucho que su personalidad sea arrolladora. Hay muchos ejemplos anónimos de líderes transformacionales. Los directores que dan una nueva vida a las empresas aumentando con ello su rentabilidad, son líderes transformacionales.

Las empresas tecnológicas suelen ser un buen caldo de cultivo para líderes transformacionales, debido a que siempre están innovando y probando cosas nuevas. Hasta ahora te hemos presentado los distintos tipos de liderazgo como cualidades unidas a las personas, pero esta no es la única forma de verlo.

Es por esto que ahora vamos a analizar las diferencias entre liderazgo transaccional y liderazgo transformacional pero no mirando a los líderes, sino al funcionamiento de las empresas.

Como ya hemos definido y ejemplificado el liderazgo transformacional, vamos a centrarnos en el transaccional. El liderazgo transaccional se caracteriza por el mantenimiento de la estabilidad de la compañía , sin cambiar mucho los métodos de negocio.

Ahora que ya conocemos ambos tipos de liderazgo podemos decir que el liderazgo transaccional busca mantener la forma de trabajar de la empresa mientras que el transformacional busca realizar cambios para mejorar su funcionamiento.

También hemos podido ver que ambos liderazgos se diferencian en la comunicación entre líderes y trabajadores.

Las relaciones entre líderes y empleados en el liderazgo transformacional son abiertas y amistosas, mientras que no es así en el liderazgo transaccional. Podríamos decir que los liderazgos transaccional y transformacional son prácticamente contrarios.

Además, vista la descripción anterior, quizá podemos caer en la tentación de pensar que el liderazgo transaccional es malo y el liderazgo transformacional es bueno. Cierto es que el liderazgo transaccional parece más tradicional y autoritario, pero eso no significa que sea malo para las empresas.

Y es verdad que el liderazgo transformacional es buenísimo, pero, ¿conviene en todo momento y a todas las empresas? La realidad de las compañías es que el tipo de liderazgo que ostentan viene determinado por sus líderes. Son ellos los que decidirán qué liderazgo es el mejor.

Ser un motivador. Es capaz de crear un ambiente de trabajo motivante, fomentando el crecimiento de las personas, los equipos y la propia empresa en torno a un objetivo común. Ser creativo. Impulsa y estimula, practicando la escucha activa, a sus empleados a pensar diferente y a buscar las mejores soluciones para ellos y la organización.

Ser un modelo a seguir. Además del carisma, condición sine qua non para cualquier líder, debe caracterizarse por unos valores y una visión que lo conviertan en un referente.

Ser atento. Aunque promueve la cooperación y el trabajo en equipo, considera a cada empleado de forma individual, apreciando lo que aporta cada uno y creando relaciones de confianza.

VER INFOGRAFÍA: Los componentes del liderazgo transformacional [PDF] Enlace externo, se abre en ventana nueva. El estilo de liderazgo transformacional es muy valorado en la actualidad por ser uno de los que mejor se adaptan a las características y necesidades del hoy.

En un entorno laboral marcado por la transformación digital , soft skills propias de este tipo de liderazgo como la gestión del cambio o la inteligencia emocional , entre otras, ganan terreno a las hard skills.

De hecho, el informe What Workers Want [PDF] Enlace externo, se abre en ventana nueva. Además de ser uno de los estilos de liderazgo que mejor se adapta al contexto actual, el transformacional aporta otros beneficios.

Del lado de la empresa, mejora la flexibilidad, la innovación, la identidad, la rentabilidad y la productividad; y del lado de los empleados, impulsa la motivación, la capacitación, el empoderamiento, la implicación y la autoestima.

Si repasamos la historia reciente del mundo, nos encontraremos con ejemplos de personalidades que con su liderazgo transformaron la sociedad. Entre los más destacados, podemos citar a figuras como Emmeline Pankhurst, Mahatma Gandhi, Rosa Parks o Nelson Mandela, cuyos hitos en favor de los derechos humanos y civiles de millones de personas son más que conocidos.

En la actualidad, la lucha contra el cambio climático es uno de los grandes retos del ser humano y también ahí hallaremos a referentes dispuestos a cambiar el futuro del planeta, como la joven Greta Thunberg. Ciñéndonos al mundo de la empresa, nos encontramos con nombres como los del ya fallecido Steve Jobs, quien se empeñaba en animar y desafiar cada día a su equipo para crear mejores productos, Elon Musk, que con su visión de futuro inspira no solo a su equipo, sino a multitud de personas en todo el mundo, o, volviendo a la acción climática, Stella McCartney, que lidera el compromiso de la industria textil con la sostenibilidad.

Pasar al contenido principal. Compartir: Compartir: Quiero enviar por email Quiero enviar por email LinkedIn LinkedIn Compartir en Twitter. Compartir en Twitter. Compartir en Facebook. Whatsapp Whatsapp. Estás en Iberdrola Trabaja con nosotros Liderazgo transformacional.

Liderazgo transformacional.

Centro Liderazgo Transformacional exámenes Transformaciknal Ecuador: Quito Guayaquil bajo demanda. La Grandes premios dinero Lidearzgo ayudar al colaborador a enmarcar su fracaso dentro de un contexto más amplio. Por supuesto, esto no es fácil de lograr. co Finalidad: mejorar su experiencia en el blog. Olga Juárez. Bass o Kenneth Leithwood. Qué es el liderazgo transformacional y sus características

Video

EL HABITO DEL LIDER (Habitos Atomicos en Liderazgo Transformacional) Resumen de Libros Recomendados

By Taugar

Related Post

1 thoughts on “Liderazgo Transformacional”

Добавить комментарий

Ваш e-mail не будет опубликован. Обязательные поля помечены *